Pero, no todo ocurrió como lo deseaba.

Sí, ya se ha dicho hasta el cansancio que lo que ocurrió en el Atlas-América, la alineación indebida de la cual se culpa a las Águilas, no es algo nuevo en el futbol mexicano. Pero tampoco es algo nuevo en el Grupo Televisa, dueño del club azulcrema. En alguna ocasión sucedió y le costó la cabeza al técnico en turno. Ocurrió en el torneo de Invierno 2001, de la entonces llamada Primera A. Televisa apenas había adquirido al San Luis, al que le puso el nombre de Real San Luis. El proyecto era que los jóvenes pertenecientes al club de Coapa, se foguearan ahí, y puso como responsable a Mario Trejo, ex figura de las Águilas en los 80 y 90. Pero, no todo ocurrió como lo deseaba. En un partido de la jornada regular, se alineó al joven Francisco Loyola, para cumplir el requisito de tener en la cancha a un menor de 23 años. Pero ¡sorpresa!, el joven no tenía 23 años, sino más, en otras palabras, era “Cachirul”. El Real San Luis perdió ese partido en la mesa y el técnico, Mario Trejo, fue despedido por esa causa y además suspendido por seis meses. ¿Se atreverán hacer lo mismo con Santiago Solari?
Artículo Anterior Artículo Siguiente