El francés André-Pierre Gignac, anotador del gol con el que los Tigres

El francés André-Pierre Gignac, anotador del gol con el que los Tigres UANL de México vencieron al Palmeiras en la semifinal del Mundial de clubes, aseguró este domingo que su equipo va por más porque puede hacer historia.

"Ahora a preparar la final; lo importante es descansar porque podemos hacer algo histórico", señaló el delantero, que se negó a mostrar preferencia por el Bayern Múnich o el egipcio Al Alhy como rival en la final de este jueves.

Con un penalti cobrado de manera perfecta por Gignac, los Tigres del entrenador brasileño Ricardo Ferretti se convirtieron este domingo en el primer club de la Concacaf en clasificarse a la final del Mundial de Clubes al eliminar al favorito Palmeiras.

Gignac elogió el orden del equipo y negó ser el héroe del triunfo porque, según su percepción, la victoria la armaron los 11 en la cancha y los suplentes que entraron.

"Esto es de todos; hicimos un gran esfuerzo desde el arquero hasta el delantero. Hoy logramos tocar mejor la pelota y perder menos los balones fáciles", observó.

Los Tigres, el mejor equipo de México en los últimos 10 años con cinco títulos de liga, ganaron en diciembre pasado la Liga de Campeones de la Concacaf y con el triunfo ante el Palmeiras completaron la mejor actuación de su historia, que pueden mejorar si se convierten en campeones mundiales.

"Ellos estaban cansados después del viaje y creo que festejaron mucho el triunfo en la Copa Libertadores, pero son un gran equipo, con un gran portero, que hizo tres o cuatro paradas", agregó el goleador, que en los cuartos de final hizo un par de anotaciones para darle a los Tigres un triunfo de 1-2 sobre el Ulsan Hyundai de Corea del Sur.

"Fue un partido intenso, salimos con la victoria y estamos contentos, pero vamos por más", concluyó.

Con la victoria, los Tigres se convirtieron en el primer equipo de la Concacaf finalista del Mundial de clubes, luego de cinco terceros lugares, dos del Monterrey, uno del Necaxa y uno del Pachuca mexicanos, y uno del Saprissa costarricense.
Artículo Anterior Artículo Siguiente