miércoles, 30 de diciembre de 2020

Ltd. Y Mitsubishi Motors Corporation, anunció la iniciativa

La Alianza Renault, Nissan Motor Co., Ltd. Y Mitsubishi Motors Corporation, anunció la iniciativa de un nuevo modelo comercial de cooperación, para mejorar la competitividad y rentabilidad de las tres compañías asociadas.

El grupo tiene el objetivo de aprovechar los beneficios que obtienen con la alianza, uno de ellos es en el área de compras conjuntas, donde aplicarán sus respectivas posiciones de liderazgo y fortalezas geográficas, para apoyar el desarrollo comercial de las marcas.

Jean-Dominique Senard, presidente de la junta operativa de la Alianza y Renault, manifestó que esta asociación es estratégica y cooperativa, única en el mundo automotriz y con el nuevo modelo de negocios implementado, le permitirá al grupo sacar el máximo provecho de los activos y las capacidades de desempeño de cada empresa.

“Las tres compañías de la Alianza cubrirán todos los segmentos y tecnologías de vehículos, en beneficio de cada cliente, al tiempo que aumentan su competitividad respectiva, rentabilidad sostenible, responsabilidad social y ambiental”, dijo.

A través del esquema líder-seguidor, se enfocarán en impulsar la estrategia de estandarización del grupo, a través de la segmentación de los productos, enfocándose en un vehículo líder y seguidores, los cuales son diseñados por la empresa que está al frente del proyecto y con el apoyo de los demás integrantes.

Con ello, se asegurarán que cada marca se produzca utilizando la configuración más competitiva, incluida la producción en grupo y construyendo sobre el intercambio de modelos en vehículos comerciales ligeros.

Se proyecta que con esta estrategia puedan ofrecer reducciones de inversión modelo de hasta un 40%, para autos completamente de bajo esquema, por lo que se espera que esos beneficios se sumen a las sinergias convencionales que ya ofrecen.

Ante esto, Nissan será la referencia para los mercados de China, Norteamérica y Japón; mientras que Renault estará a la cabeza en las regiones de Europa, Rusia, Sudamérica y África del Norte; asimismo Mitsubishi Motors se encontrará en la delantera en Asía y Oceanía.

Con esta estrategia, las empresas tendrán la oportunidad de compartir sus resultados para maximizar el reparto de costos fijos, y así aprovechar los activos de cada empresa.

Las actualizaciones de la cartera de productos de las compañías seguirán el esquema, los cuales se fabricarán utilizando la configuración más competitiva como:

-La renovación del segmento C-SUV posterior a 2025 será liderada por Nissan, mientras que la futura renovación del segmento B-SUV en Europa será liderada por Renault. -En América Latina, las plataformas de productos B se racionalizarán, evolucionando de cuatro variantes a una sola para los productos Renault y Nissan. Esta plataforma se producirá en dos plantas, cada una de las cuales producirá para Renault y Nissan. -En el sudeste asiático y Japón, los miembros de la Alianza buscarán oportunidades selectas bajo el mismo esquema, como la colaboración kei car entre Nissan y Mitsubishi Motors.

Con esta proyección, cerca del 50% de los modelos de la Alianza serán desarrollados y producidos bajo el esquema líder-seguidor para 2025.